Páginas vistas en total

jueves, 26 de septiembre de 2013

punto alto para defensor Villena. los DDHH no se pueden vulnerar impunemente. por la CPE y por mis principios jamás me someteré al Poder de Evo

El Defensor del Pueblo, Rolando Villena respondió este jueves a las palabras del presidente Evo Morales que en una entrevista desde los EE.UU. lo acusó de ser un 'instrumento de la derecha' y reveló que lo sugirió para el cargo al oficialismo. Villena dejó claro que él se postulo de manera independiente y que en esa línea continuará su trabajo al frente de la Defensoría.

“Por el mandato constitucional y por mis principios, no he recibido ni recibiré instrucciones ni me someteré ningún Órgano del Estado, y menos lo haré con un partido político, agrupación, organización, grupo o interés privado o corporativo, extremos que hacen a la razón de ser y legitimidad de mi mandato”, señaló el Defensor en un pronunciamiento público.
Villena agradeció a Morales el hecho que haya apoyado su designación, respaldo que considera estuvo libre de todo compromiso político o partidario.
“Sólo me queda agradecerle (al presidente), sin embargo entiendo que aquella decisión no estuvo nunca condicionada, ni pretendía que yo me sometiera a otra autoridad que no fuera la Constitución y las leyes”, dijo.
El Defensor comprometió seguir su trabajo con responsabilidad y principalmente en busca defender a aquellos que más lo necesitan y son quienes sufren por la vulneración de sus derechos humanos y ratificó sus palabras del miércoles cuando pidió que Sacha Llorenti sea alejado del cargo de embajador de Bolivia ante la ONU para que asuma la responsabilidad por el caso Chaparina, y que fue lo que provocó la molestia de Evo Morales.
“La declaración que emití el día de ayer y que sostengo en todo su contenido, tiene su origen precisamente en la convicción que los derechos humanos no se pueden vulnerar impunemente y que la distorsión de la justicia es tan grave como su negación, por lo que es nuestra obligación constitucional y conciencial, no callar ante la vulneración de derechos humanos, pero tampoco ante la impunidad”, enfatiza.