Páginas vistas en total

lunes, 8 de junio de 2015

de ser cierto lo revelado por VEJA, entonces la cosa es grave y es muy seria. primero que VEJA nunca ha sido desmentida por Evo, ni el Gobierno de Bolivia, tampoco Venezuela abrió la boca y en cuanto a IRAN, si está alentando a los yihadistas de esta manera, se pone frente al mundo entero que no quiere una guerra con fantasmas. esto provoca preocupación muy seria.



DE NUEVO, LA REVISTA VEJA
AHORA SOBRE LAS AVIONETAS BOLIVIANAS
GRAVE. REVISTA VEJA DENUNCIA

" Los aviones de la cocaína en Bolivia", es
el, titulo de un reportaje publicado este sábado por la
revista brasileña VEJA, en el cual se acusa al presidente
Evo Morales, al vicepresidente Alvaro García Linera y al
ministro de la presidencia, Juan Ramón Quintana de promover
el narcotráfico con Venezuela e irán.
La nota tiene una
introducción que "Un narcoestado se convierte en
realidad cuando un gobierno convive con el tráfico de
drogas y divide el poder con los criminales".

VEJA, dice que el
caso más ilustrativo es Bolivia, gobernada por el
presidente Evo morales, líder sindical de productores de
coca y que es también la trama internacional formada por
Venezuela e Irán.
En los
últimos años, añade la nota, aviones venezolanos
sobrevuelan el territorio brasileño para llevar a Bolivia
tropas, armas y materiales militares. De allá, añade,
retornan a Venezuela con toneladas de cocaína. Parte de esa
droga era embarcada en vuelo comercial con destino a Damasco
y Teherán. A la vuelta, el vuelo traía dinero y
terroristas.

El trecho entre
Caracas y Oriente Medio, fue apodado "Aeroterror"
y funciona desde 2010.

Ese
tráfico aéreo que también ha sido denunciado por VEJA
desde 2011 con base en documentos confidenciales de la
Policía Boliviana y la diplomacia brasileña, fue
confirmado la pasada semana por Germán Cardona Alvarez, un
coronel del Ejército Boliviano, añade el reportaje.

Cardona está refugiado en España y dice haber recibido amenazas en
Bolivia por haber enviado al Comando de Ejército, el 20 de
febrero, un informe de 30 páginas con denuncias que
involucran a miembros del gobierno en casos de corrupción y
narcotráfico.

La acusación más grave, dice VEJA, es que Evo Morales
negociaría personalmente los envíos de cocaína a
Venezuela. Cardona reunió datos que presenció como asesor
jurídico del Ejército y las historias que escuchó de
autoridades municipales del Chapare, la principal región
productora de coca de Bolivia.

Cardona dice haber
cumplido con sus obligaciones de exponer a sus superiores
las informaciones que recibía. Su informe fue desviado y
pasó a recibir amenazas de José Hugo Moldiz, ministro de
Gobierno.

Como asesor jurídico de la Octava División de Ejército, Cardona
recibió en marzo de 2009 un pedido para que armas que
tenían confiscadas a criminales fueran colocadas a
disposición del gobierno. El se rehusó a autorizar la
entrega. Recibió entonces la visita de su superior militar
acompañado de Juan Ramón Quintana, ministro de la
Presidencia, el segundo hombre más poderoso de Bolivia. El
coronel se vio obligado a ceder el lote de armas que fue
transportado en una ambulancia. Días después, Cardona
descubría la finalidad de la armas. Fueron exhibidas en
público y vinculadas a los tres extranjeros asesinados por
una unidad de elite de la Policía Boliviana en el Hotel Las
Américas de Santa Cruz de la Sierra el 16 de
abril.

Los muertos fueron acusados de ser parte de un complot para matar al
presidente. La revelación del coronel refuerza la tesis de
que todo no pasó de ser una trama del gobierno boliviano
para culpar a la oposición y perpetuarse en el poder,
concluye la nota

La entrevista a Cardona

TODO ES ENTRE MORALES Y MADURO

Amenazado por miembros del gobierno boliviano, el coronel Germán
Cardona Alvarez huyó sin la familia a España donde hace
años fue a una pos-graduación. El habló por teléfono con VEJA

-Cuál es el contenido del informe que envió al Comando de Ejército en
febrero?
-Escribí sobre los aviones militares venezolanos que
aterrizan en el aeropuerto internacional de Chimoré, una
región del Chapare, donde descargan armamento militar como
fusiles Kalashnikov y misiles antiaéreos.

Después esas
aeronaves son cargadas con cocaína de Bolivia y Perú y
vuelan hasta el aeropuerto venezolano de Maiquetia. La carga
es transferida a aviones de Irán, de Cuba y de Libia.
Después la cocaína sigue hasta Europa y los Estados
Unidos. Quien tiene conocimiento de eso en Bolivia es Juan
Ramón Quintana (ministro de la Presidencia), Alvaro García
Linera (vicepresidente) y Raúl García Linera.

-El presidente Evo Morales está involucrado?
-Morales va al aeropuerto de Chimoré con la finalidad de hacer negocios
casi todos los sábados, desde 2011. Las personas lo reciben
y el habla con la gente del gobierno de Venezuela. Todo el
negocio es entre Morales y Maduro. El aeropuerto es
controlado por los grupos municipales, las Fuerzas Armadas
no entran.

-Hay otros gobiernos
metidos en esa ruta de tráfico hacia Oriente Medio?
- hace algunos años fue firmado un convenio secreto entre Venezuela e Irán para crear un vuelo entre Maiquetia y Teherán. A bordo se lleva
cocaína, drogas, dinero a los jihadistas.

-Porque tantas armas están llevando a Bolivia?
-Ellos, (los altos funcionarios del gobierno) quieren crear una fuerza paralela al Ejército. Es algo que Quintana, Linera y Morales llaman
la Guardia Plurinacional Popular. Piensan que ese pueblo
armado podría defenderlos si es necesario.

-Cuantos aviones con cocaína fueron hacia Venezuela?
-Para saber eso basta llamar a la aeronáutica de Brasil y preguntar
cuántos aviones militares venezolanos recibieron permiso
para atravesar el espacio aéreo brasileño.

-Son aviones grandes como un Hércules o un C-130?
-Sí, también hay otros menores de marca rusa.

-El Brasil entra en esa historia?
-Juan Ramón Quintana es el responsable de negociar
cocaína con los otros brasileños. El tiene pistas
clandestinas en Bolivia por la frontera que son vigiladas
por gente armada, civiles y militares, incluido
venezolanos.

Cuando Quintana estuvo a cargo de cuidar las fronteras, organizó el
narcotráfico y construyó negocios ilícitos de venta de
madera y de ganado con Brasil.

Su brazo derecho es Jessica Jordan. Quintana montó un grupo dedicado a la cocaína llamado cártel de las Estrellas con oficiales de
las Fuerzas Armadas y de la Policía. Ellos tienen relación
con Venezuela y con los mexicanos. Son un apéndice del
cártel de los Soles, formado por los
venezolanos.